miércoles, 14 de octubre de 2015

Una mano en el corazón

Un instante antes de comenzar
una sesión de reiki el maestro pone sus dos manos sobre el chakras del corazón; esto significa que se predispone favorablemente con la mayor pureza de sus sentimientos a realizar la practica.
También hay otro gesto; este más ligado a la religión y que es la unión de las dos manos (estilo plegaria) para orar al Padre Celestial.
El hombre muestra con este gesto su humildad ante la Divinidad.
Si luego de orar impusiera sus manos sobre las personas transmitiría esa paz, la sanidad que proviene, en este caso del espíritu santo. Jesús dijo a sus discípulos
"ustedes harán cosas todavía mayores de las que yo he hecho"(Juan14.12)*
en referencia a las bendiciones que aun derramaría sobre la humanidad.
Uno de los maestro del reiki fue Mikao Usui*
En algún punto ambas practicas, el reiki y las manos extendidas (imposición de manos) se unen, ambas buscan ayudar a las personas a vivir mejor


Compartí en redes sociales, deja tu mensaje
Publicar un comentario